FANDOM


Línea 1: Línea 1:
 
{{Personajes
 
{{Personajes
 
|title1 = El Emperador
 
|title1 = El Emperador
|image1 = [[Archivo:578450_107270886092204_361326994_n.jpg|thumb|El emperador padre de Jack.]]
+
|image1 = Emperador.png
 
|caption1 =
 
|caption1 =
 
|especie = Humano
 
|especie = Humano

Revisión de 01:51 1 ago 2020


El emperador es un monarca japonés, general, y el padre de Samurai Jack. Él es el propietario original de una katana mágica que fue bendecida por las tres deidades, Odin, Ra y Rama, que utilizó para derrotar y encarcelar temporalmente a Aku. Podría considerarse el tritagonista de la serie, entre otros, ya que es el protagonista del arco de precuela y su personaje es una influencia importante en Jack.

Apariencia

El padre de Jack parecía una versión anterior de Jack. Tenía la cabeza rectangular de Jack, peinado (su cabello era gris, pero era negro en su juventud), ojos y tenía bigote (los colores eran los mismos que su cabello que diferían de la edad) y su nariz parecía diferente entonces, pero había diferencias sutiles, como si el padre de Jack tuviera una expresión más alegre que la mirada severa de Jack. Después de vivir como un esclavo que sirvió a Aku durante años, el Emperador se convirtió en un anciano frágil que apenas se parecía a su antiguo yo.

En el Episodio XXXVII: El nacimiento del mal, Parte 1, El Emperador se ve idéntico a su hijo. Lleva su armadura de samurai verde, naranja y oro hasta que fueron destruidos después de que Aku lo mantuvo cautivo, dejándolo con un trapo hecho jirones. En el Episodio XXXVIII: El nacimiento del mal, Parte 2, usa una armadura de samurai completa azul claro y blanca idéntica a su original después de que fue blindado con su katana mágica recién forjada.

En el Episodio CI, recuperó su apariencia anterior después de que Jack destruyó con éxito a Aku cuando logró regresar al pasado.

Historia

Antes de que Jack naciera, su padre era un señor samurai que gobernaba una vasta tierra y su gente. Un día, su reino fue lentamente superado por un mal sin forma, que había devastado la tierra durante siglos, y tenía la forma de un bosque de púas negras. Su esposa le suplicó que no fuera y que pensara en su familia, pero el señor insistió y afirmó que su gente también era su familia. Después de ponerse su armadura, armas y un elixir que le proporcionó su chamán, el señor samurai se montó y salió con su caballería a las profundidades del bosque para localizar la fuente del mal y destruirlo. Aunque muchos de sus hombres se perdieron, finalmente llegó a la fuente, que era un cráter de moco oscuro.

El emperador infundió su flecha con el elixir y la encendió con el calor del sol. Disparó la flecha hacia el exudado, lo que obligó a los árboles negros que una vez regresaron a su lugar de origen, y pareció destruir el mal. Sin embargo, se demostró que ese no era el caso, ya que el líquido negro surgió repentinamente del cráter en forma de un gran árbol. El árbol luego se transformó en un demonio con terrible poder y sensibilidad, y se presentó como Aku. Aku elogió al Emperador por darle vida a pesar de su intención original de destruirlo. Después de que fue informado del plan de Aku para tomar el mundo, el Emperador se enfrentó a Aku en la batalla, pero fue fácilmente derrotado y encadenado a una gran piedra. Incapaz e incapaz de defenderse, el señor samurai observó y gritó horrorizado mientras Aku atacaba su casa.

Así como toda esperanza parecía perdida, el Emperador fue liberado por Sleipnir (un divino caballo de ocho patas). El caballo llevó al señor a una gran montaña. Dentro de la montaña, el Emperador encontró estatuas de las deidades Vishnu, Ra y Odin. Las tres deidades aparecieron frente al Emperador y le informaron sobre Aku y su poder. Después de enfrentarse a los avatares de tres monjes, las deidades usaron el poder de la justicia del Emperador para forjar una espada mágica, que era capaz de dañar a Aku. Armado con la espada, el Emperador regresó a su tierra natal para luchar contra Aku y liberar a su pueblo de la ira del demonio.

Con el poder de la espada, el Emperador luchó furiosamente contra Aku en sus muchas formas junto con un ejército de duplicados. A pesar de ser superado en número, el señor mató a la horda de Aku uno por uno hasta que solo quedó uno. Aku intentó huir, pero el Emperador lo atravesó y lo atrapó en la espada. Selló a Aku en el páramo desgastado por la batalla en forma de árbol demoníaco, pero no antes de que Aku jurara su regreso.

El Emperador había ganado y estaba encantado de conocer a su hijo recién nacido, pero sabía que Aku regresaría algún día. Él creía que necesitaban un plan para prepararse si llegara el día en que Aku se levantara nuevamente para continuar con su atrocidad. Reunió a sus compañeros líderes de todo el mundo y les habló sobre Aku y la espada. Si alguna vez dejara de detener a Aku en el futuro, el Emperador les pidió que encargaran a sus mejores guerreros y eruditos entrenarlo física, mental y espiritualmente para que algún día pudiera vencer a Aku para siempre.

Años más tarde, mientras el Emperador estaba de paseo con su familia, fueron detenidos por una banda de forajidos que mataron a sus guardias y amenazaron con hacerles lo mismo. Jack, cuando era niño, tuvo que ver a su padre reducir los forajidos para proteger a su familia. Más tarde, el Emperador le confesó a Jack que no quería matar a los forajidos, pero lo hizo por necesidad.

Unos meses después, el Emperador le explicó a Jack sobre Aku y la batalla que tuvo lugar. Inmediatamente después, finalmente llegó el momento que ambos habían temido por mucho tiempo; Aku despertó de su prisión y atacó la tierra una vez más. El emperador intentó alcanzar la espada, pero fue capturado por Aku. Antes de que se lo llevaran, el Emperador instruyó a la Emperatriz para implementar el plan y ayudar a su hijo a convertirse en el próximo héroe que derrotaría a Aku de una vez por todas.

Después de años de entrenamiento, Jack pronto encontró a su padre, que era un viejo decrépito y debilitado y fue reducido a esclavo. Después de liberar a su padre, Jack declaró que derrotaría a Aku con el poder de la espada. Sin embargo, el Emperador le dijo a su hijo que la espada que manejaba era solo una herramienta y que era tan poderosa como la que la manejaba. También advirtió a su hijo que el mal encuentra la manera de lograr la victoria.

En algún momento después de que Jack fue enviado al futuro, el Emperador falleció junto con su esposa. Sin embargo, sus espíritus continuaron vigilando a Jack desde la otra vida, y estaban orgullosos del hombre en el que se convirtió. También aparecieron en la psique de Jack cuando Aku lo poseía, y afirmaron que siempre estaban en su corazón.

50 años después, en la alucinación de Jack, el Emperador fue visto rodeado de llamas, expresando su decepción a Jack por olvidar su propósito. Más tarde, cuando Jack finalmente regresó al pasado, a través de un portal de tiempo de Ashi, Jack pudo derrotar a Aku y cumplir su misión. Por lo tanto, su reino fue liberado y pudo regresar a casa.

Se convirtió en el Emperador de Japón una vez más y restauró su imperio a su antigua gloria. Sonriendo con orgullo, acompañó a Jack mientras lo vestían con su atuendo de boda. Sin embargo, su felicidad duró poco cuando Ashi desapareció antes de llegar a Jack durante la boda, ya que la destrucción pasada de Aku había deshecho su existencia. Fue visto por última vez con Robin Hood a su lado, ambos sin habla por la escena.

Personalidad

Aunque tenía poco tiempo frente a la pantalla, la personalidad del padre de Jack era muy similar a la de Jack. Era un hombre amable, modesto y sabio que era amado por su gente, especialmente por su esposa e hijo, que eran las personas más importantes para él. Estaba dedicado a su deber y a su familia, y no tenía miedo de poner su vida en peligro para ellos y su tierra, una señal de su desinterés. También era muy previsor y sabio, razón por la cual parecía tener un punto de vista más realista sobre los temas que Jack en sus primeros años de convertirse en un samurai.

Inmediatamente después de derrotar a Aku, su primera prioridad era idear un plan para derrotar a Aku nuevamente si alguna vez regresaba, y al ver a Jack completamente entrenado, le advirtió a Jack que luchar contra el mal no siempre era tan sencillo como podría parecer. Sin embargo, Jack no hizo caso de la sabiduría de su padre, y fue enviado al futuro por Aku.

Habilidades y destrezas

  • Maestro espadachín: el padre de Jack era un poderoso samurai que, en su mejor momento, pudo luchar y derrotar a Aku con la espada que obtuvo de los dioses, y tenía un dominio de la espada que estaba al menos a la par de la de Jack.
  • Resistencia mejorada: en su primera batalla con Aku, el Emperador derrotó a Aku en muchas formas diferentes, incluido un Dragón Europeo, un artrópodo gigantesco y un ejército de soldados humanoides que manejaban las armas y armaduras de los propios guerreros caídos del Emperador.
  • Alta resistencia: el Emperador pudo luchar contra Aku durante muchas horas y siguió luchando con pequeños signos de fatiga a pesar de numerosas heridas.
  • Gobernante sabio: El Emperador demostró ser un líder justo y justo de su pueblo. Estaba totalmente decidido a derrotar a Aku para salvar a los ciudadanos de su tierra de la violencia y el control de Aku. Después de derrotar a Aku, el Emperador motivó a su nación a reconstruirse y entrar en una nueva era de prosperidad y realización personal. Permaneció siempre atento a la posibilidad del regreso de Aku. Sin embargo, el Emperador no era pacifista, ya que mató a una banda de bandidos que lo amenazaron a él y a su familia, mientras les daba a los bandidos la opción de irse en paz. El emperador otorgó su estilo de liderazgo a su hijo para garantizar un legado resuelto.
  • Diplomático experto: después del primer ataque de Aku, el Emperador reconoció la necesidad de que la humanidad se una contra la amenaza existencial. Gracias a la hábil armada de su imperio para comunicarse en tres continentes, el Emperador creó una alianza con otras nueve naciones en todo el mundo. Pudo convencer a maestros sabios en estas naciones para que entrenaran a su hijo para convertirse en un guerrero lo suficientemente poderoso como para derrotar a Aku. Después de que Jack destruyó con éxito a Aku cuando regresó al pasado, el Emperador gentilmente invitó a estos líderes y sus familias a la boda de Jack y Ashi, considerándolo como una celebración global en la liberación de la tiranía de Aku.
  • Su Katana mágica: después de que el emperador fue rescatado de su cautiverio, las tres Deidades, Odin, Ra y Rama forjaron una Katana con el espíritu recto del emperador desde su corazón, capaz de destruir a Aku.

Citas

Temporada 1-4

  • "Sí, Aku. Tu maldad no puede abolir el poder de la justicia. ¡Tu malvado dominio sobre mi tierra y su gente termina ahora!"
  • "Esta espada fue forjada con la fuerza y el poder del espíritu humano. Representa todo lo que es bueno. ¡Su propósito es destruirte!"
  • "¡No escaparás!"
  • "¡Ahora deja que la espada desterre para siempre esta abominación malvada!"
  • "Debemos aprender de este día. Debemos estar preparados en caso de que este mal regrese alguna vez. Debemos tener un plan".
  • "Cuando el mago malvado que cambió de forma, Aku, surgió de las entrañas del odio para devastar nuestra patria, yo era un joven emperador en ese momento y estaba indefenso contra sus poderes. Pero recordé la historia del abuelo de nuestro abuelo de tres monjes que fueron dotados con poderes místicos ".
  • "Cabalgué hasta el pico más alto de las montañas, donde los monjes acordaron olvidarme una espada encantada con gran magia".
  • "Armado con la espada y la esperanza de mi pueblo, me lancé a la batalla contra Aku. Su maldad no era rival para el poder de la justicia. Y con la magia de la espada, las fuerzas demoníacas de Aku se implantaron en la tierra, petrificándolo para siempre en el páramo que él creó. A través de años de arduo trabajo, hemos reconstruido nuestro glorioso pasado con la esperanza de no encontrarnos nunca más con un malvado como Aku. Siempre mantente alerta, hijo mío. La presencia del mal a veces está justo detrás de ti ".
  • "No, no puede ser."
  • "¡Aku!"
  • "¡La espada!"
  • "¡Madre, Aku ha regresado! ¡Haz lo que planeamos, nuestro futuro depende de ello!"
  • "Hijo mío, han pasado muchos años desde ese fatídico día que Aku regresó de su encarcelamiento".
  • "El mal es inteligente, y el engaño es su arma más poderosa".
  • "Ten cuidado, hijo mío, porque el mal encuentra un camino".
  • "Nada que valga la pena tener es fácil de alcanzar. A veces debes luchar por lo que es tuyo, y en lo que crees. No es la fuerza exterior de uno, sino la fuerza interior de uno, lo que los hace poderosos".
  • "Tonterías, las victorias de Aku no son tus fracasos. La lucha contra Aku es ardua y ninguno ha luchado más valientemente que tú, hijo mío".

Temporada 5

  • "¡Destruyó todo! ¡Todo está ardiendo! ¡Has olvidado tu propósito!" (distorsionado) "¡Nos has abandonado!"
  • "Tus elecciones claramente te han llevado hasta aquí, al igual que las mías. Te daré una nueva opción. Vete ahora y vive, o quédate y enfrenta tu destino".
  • "Las decisiones que tomas y las acciones que siguen son un reflejo de quién eres. No puedes esconderte de ti mismo".

Trivialidades

  • En "El nacimiento del mal", la nariz del Emperador parecía completamente diferente de su debut a apariciones menores. Sin embargo, todas sus apariciones menores ocurrieron cronológicamente después de su aparición inicial, por lo que era posible que su nariz simplemente hubiera cambiado a medida que envejecía.
    • Sin embargo, conserva la nariz en sus últimas apariciones de la temporada 5.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.